Lo no tan bueno del embarazo

En la vida no todo es color de rosa y aunque el embarazo es una época llena de cosas lindas para la familia completa, también tiene sus cosas no tan buenas para la familia completa, hoy me saldré de la zona de lo lindo y tierno del embarazo para hablar de lo que no me parece tan bueno en el embarazo.

Quiero aclarar que hablo desde mi experiencia de dos embarazos totalmente diferentes, muy seguramente algunas de las cosas que voy a escribir te parezcan exageradas o quizá, tengas muchas mas por contar, aquí les cuento lo que para mí, ha sido no tan bueno.

Comencemos por el primer trimestre, donde nos enteramos que estamos en embarazo, la felicidad nos embarga pero la angustia también, tenemos que esperar la primera ecografía para estar seguros que todo ha comenzado bien, y digo esto, porque tuve un embarazo anembrionado (saco gestacional vacio) y es una experiencia que genera mucha tristeza cuando ya esta uno ilusionado, luego que la primera ecografía sale bien, ya siente uno un fresquito y ahora si, a celebrar. En este trimestre se vienen con todo su furor las maluqueras del embarazo, la nausea, el vomito, la debilidad, el sueño intenso, en fin, muchos malestares por los que uno puede pasar, mostrando así lo no tan bueno del embarazo, además de tener esa sensación de hambre pero no querer comer nada, sentir ese vacío todo el tiempo en el estomago, pero pensar en comida y querer vomitar, nada mejor que agua helada y limón. Con mi último embarazo en este trimestre baje de peso, nada me provocaba y lo que entraba salía.

Para el segundo trimestre, llegan otra seria de situaciones, no tan buenas del embarazo, definitivamente las hormonas ya se van volviendo locas, la hipersensibilidad llega, cosas que antes ni te importaban hoy te hacen llorar, pasar de la risa al llanto no es nada raro y no esta permitido que te digan nada: criticas, regaños, reclamos, etc; cuando estamos en embarazo somos intocables, para este trimestre ya la barriguita se empieza a notar, y la dormida puede comenzar a volverse no tan fácil, la cama comienza a tener un poquito mas de almohadas de lo normal, ya es momento de cambiar la ropa y aunque este no es un tema malo, para mi ha sido difícil en ambos embarazos encontrar ropa linda que se valla adaptando al crecimiento de mi barriga.

En el tercer y ultimo trimestre, ya comenzamos a sentirnos cansadas, la barriga cada vez se va poniendo mas grande y esto puede llevar a dolores de espalda, ya dormir cada vez se vuelve mas complicado, ni les muestro una foto de la cantidad de almohadas con las que duermo, en la noche levantarse al baño unas 10 veces es normal, los pies y las manos comienzan a hincharse, ya no me puedo poner mi argolla de matrimonio y no todos los zapatos me sirven, además comenzamos a sentirnos ahogadas, por eso no podemos sentarnos o acostarnos en ciertas posiciones, a mi me da risa ver mujeres en embarazo caminando como pingüinos, pero debo admitir que yo también lo hago, muchas veces me paro y me duele tanto la espalda que no encuentro otra forma de caminar.

En fin, así y con todo lo que acabo de escribir, no me arrepiento ni un solo instante, lo mejor de todo es que es pasajero, solo unos meses de cosas buenas y otras no tan buenas, pero definitivamente es un estado que amamos, solo por hecho de saber que dentro de ti esta creciendo una personita que hace parte de ti y la persona que amas.

Para mi, esto ha sido lo no tan bueno del embarazo, además de los kilos de mas que me he subido en ambos embarazos, pues me dan ataques de hambre, luego tendré tiempo de bajar ese peso  (eso espero), cuéntame para ti que ha sido lo no tan bueno del embarazo.

Foto: vdlossafotografia

Anuncios

4 comentarios sobre “Lo no tan bueno del embarazo

  1. yo soy hipersensible, pero ufffffffffffff jajajajajjajaja esto del embarazo me deja al limite siempre! creo que es lo que más me molesta, yo no tuve malestares de nauseas y esas cosas….la espalda si, porque yo tengo escoliosis e hiperlordosis, entonces ya comenzamos a sentir esa molestia…

    Me gusta

  2. En mis embarazos fue dificil el manejo de los olores y situaciones que empezaron a angustiarme… Pero que antes eran normales. Por ejemplo yo realizaba sesiones de lectura en clínicas siquiátricas y en mi primer embarazo me daba temor ir a estas clínicas… Nunca me había pasado!!! Sin embargo mis recuerdos de mis dos embarazos están llenos de emoción, de alegría, de amor profundo. Algo que me encantaba era ver crecer cada vez más la barriga!!! Y fui afortunada ya que no tuve manchas en la cara… Yo no quería eso…esa es para mí una de las cosas no tan buenas del embarazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s